Si eres de las que disfruta luciendo unas mejillas bonitas y coloridas, no puedes perderte lo último en maquillaje: ¡el colorete en stick! ¡Aprende a usarlo con estos sencillos pasos!
 
El colorete en stick se va a convertir en uno de tus imprescindibles de maquillaje diario. Sus resultados son un tono natural y bonito que aportan color al rostro e iluminan nuestra piel.
 
Lucir un maquillaje natural es sencillo si sabes cómo. En algunas ocasiones prescindimos de la base de maquillaje para dar paso a un sencillo toque de color en nuestras mejillas y un poco de corrector para disimular imperfecciones. Un look perfecto para darle a tu rostro el aspecto de una piel joven con las mejillas como ruborizadas.
 
Usarlo es muy sencillo. Desde el propio stick, o con la ayuda de las yemas de los dedos, aplícalo sobre la piel. Extiéndelo para que el tono sea uniforme y ¡listo! 
 
El formato en stick es muy práctico porque puedes llevarlo en el bolso sin miedo a que se te parta y ensucie todo el interior. Así puedes darte un retoque en el momento en el que prefieras!
 
¿Lista para lucir unas mejillas muy dulces?