El corrector en barra suele ser una gran solución para disimular no sólo unas ojeras, sino cualquier tipo de imperfección en tu piel. Toma nota de estos trucos para obtener un resultado perfecto: imperfecciones 0!

Debemos tener en cuenta que el corrector es un producto que se encuentra en varias texturas y colores, y ayuda a perfeccionar el aspecto de la piel. Cubre imperfecciones notorias como ojeras, granitos, manchas, cicatrices... Permitiendo también aclarar u oscurecer ciertas zonas del rostro, que queramos destacar, como la nariz, pómulos, y demás.
 
Para lograr un maquillaje perfecto, debemos saber usar de modo adecuado el corrector. Sus resultados pueden ser muy evidentes o totalmente invisibles, dependiendo del uso que le demos.
 
El primer truco para usar el corrector en barra es que si no vas a maquillarte encima, uses un pincel para aplicar el producto sobre la zona a corregir para evitar tonos desiguales en tu rostro.
 
En segundo lugar, si tu problema son las rojeces, elige un corrector de color verde, que igualará la piel bajo el maquillaje compacto o unos polvos de color.
 
En tercer lugar debes saber que el corrector en barra cubre cualquier tipo de imperfección, por ello siempre hay que aplicar muy poca cantidad en la zona a cubrir. 
 
Por último, elige siempre un tono más claro que el de tu piel. Así ni se notará que lo llevas!
 
Consigue una piel de porcelana con estos sencillos trucos para aplicar el corrector en barra!