El perfilador de labios ha sido, desde siempre, un básico en el neceser de toda mujer. Con unos sencillos trazos podemos darle todo el protagonismo a nuestros labios y conseguir un maquillaje perfecto sin complicaciones.
 
Para usarlo de manera correcta debe estar siempre bien afilado. Para ello utiliza un sacapuntas adecuado y retira los posibles residuos de la punta antes de aplicarlo. Un truco de maquillaje para el perfilador de labios es mantener los labios relajados, de tal modo conseguirás un trazo más natural.
 
Hay varios modos de usar el perfilador:
1. Como su propio nombre indica, para perfilar los labios, definir su contorno y su forma. 
2. Otro modo de uso es para destacar el color natural de tus labios, en caso de que tu lápiz sea de un tono similar al de tu boca. 
3. Otro uso es el de 'base de labios'. Con el perfilador puedes crear una base de labios ideal para aplicar encima el gloss, teniendo como resultado unos labios jugosos y atractivos.
 
Otro truco de maquillaje para el uso del lápiz perfilador es que no modifiques mucho la forma de tus labios. El resultado puede ser un maquillaje demasiado evidente y unos labios poco naturales. 
 
Para elegir el tono del lápiz perfilador de labios perfecto debes tener en cuenta el tono de tus boca. El tono debe ser acorde al color de tu barra de labios. También puedes probar con tonos más oscuros o claros para darle profundidad o ligereza a tus labios, consiguiendo así el efecto que más desees. Y por supuesto, los tonos suaves son geniales para un efecto mate, ideal para tu maquillaje diario.
 
¿Preparada para sacarle partido a tu lápiz perfilador de labios