Cómo aplicar sombra de ojos paso a paso

Cuando se trata de la sombra de ojos, la cosa se complica, ¿verdad?

Tenemos dominada la base, el colorete e incluso la máscara de pestañas, pero la sombra es algo que por más que lo estudiemos, se nos resiste.

Pues bien, leyendo este blog no te convertirás en una experta, pero sin duda, será base suficiente como para empezar a darle un toque más profesional a tus looks.

¿Por dónde empezamos?

Lo primero que debemos tener claro son los utensilios que vamos a utilizar. No necesitamos nada del otro mundo, bastará con una pre base de ojos, un par de brochas y una paleta de sombras.

Quien dice paleta de sombras, dice sombras individuales, eso queda a tu elección. Te recomiendo que le eches un vistazo a nuestra Rebel Gaze Eyeshadow que combina colores sutiles para un look diario, con otros más coloridos e incluso brillantes. De esta forma estarás preparada para cualquier ocasión.

La finalidad de la pre base de ojos es unificar el párpado y conseguir que, al colocarnos la sombra, el resultado sea uniforme y mucho más duradero.

En cuanto a las brochas, lo ideal es la combinación del pincel para sombrear, el pincel difuminador de sombras y el pincel de precisión. De este modo tendremos controlado el párpado fijo, la línea inferior, la V externa e incluso el pliegue.

Conseguir un maquillaje perfecto depende en gran medida de la correcta utilización de las brochas y pinceles de maquillaje. Por eso, a continuación te dejo un vídeo hecho por Ika Sanchez para Etnia Cosmetics que puede ayudarte a entender la función de cada brochas.

Una vez tenemos esto claro, ¡vamos allá!

¿Cómo aplicar la sombra de ojos paso a paso?

1. PRE BASE DE OJOS

Este paso es importante porque unifica la zona y ayuda a que la sombra pigmente más. Puedes aplicártela con la brocha o incluso con el dedo. Lo importante es que quede bien esparcida por el párpado del ojo para que así, el sombreado tenga una mayor duración.

2. ELIGE LA SOMBRA

El color de la sombra dependerá de la ocasión para la que te estés preparando. Puedes elegir algo sutil para el día a día o incluso un look más arrebatador para una noche de fiesta. Si todavía no sabes cuáles son los colores que mejor te sientan en función de tu color de piel, de pelo y de ojos, puedes echarle un vistazo al artículo de Cosmopolitan donde hablan de la colorimetría según la Teoría de Color. Por ejemplo, si tienes los ojos verdes, un tono rosa o dorado te sentará mejor que un naranja. Y, por el contrario, para los ojos marrones, un tono plateado será el más idóneo.

De la misma forma que un tono u otro puede sentarte mejor según tu color de ojos, un tono más claro agrandará tu mirada y uno más oscuro, hará que visualmente parezca que tienes los ojos más pequeños.

Teniendo en cuenta todo lo anterior, comenzaremos eligiendo dos tonos diferentes de sombras, intentando siempre combinarlos entre sí.

  • El primer tono es el que más se va a percibir, el que más destacará dentro del look.
  • El segundo es recomendable que sea una sombra un poco más oscura para darle una mayor profundidad a tu mirada.

Si quieres darle un toque más llamativo y distintivo a tu look, escoge un tercer tono blanco, plateado o dorado que le aportará luminosidad al resultado.

3. APLICA LA SOMBRA

Aplica la primera sombra cubriendo todo el párpado. Te recomiendo que empieces en el lagrimal y lo extiendas hacia fuera. Asegúrate de que quede uniforme y sin excesos para un resultado más natural. Para ello, utiliza el pincel difuminador de sombras.

El segundo tono, el más oscuro, deberás aplicarlo por la cuenca del ojo. Se trata de pasar el pincel dos o tres veces por la línea de la cuenca, de esta forma conseguirás darle un aire de profundidad. Para este paso el pincel para sombrar te será muy útil.

Utiliza el pincel de precisión para aplica de nuevo este segundo tono también por la V externa. No te pases, no se trata de poner mucha cantidad. Se trata de poner una cantidad moderada y difuminarlo, con el pincel difuminador, hacia dentro para que el resultado no quede exagerado.

Por último, la guinda del pastel: para darle luz a tu mirada, aplica una sombra muy clara o brillante por la zona del lagrimal del ojo y extiéndela hacia el arco de la ceja. También puedes escoger una sombra dorada o plateada y extenderla en una capa muy sutil por encima del párpado.

Y ¡fin! Puede parecer complicado pero, «la práctica hace al maestro.»

Si hay algún tema concreto sobre el que te gustaría saber más, dínoslo y lo apuntaremos para la próxima.

Espero que te haya servido de ayuda y ya sabes, ¡queremos ver tus looks! Si pones en práctica estos #EtniaTips, súbelo y etiquétanos en redes sociales.