¿Cómo hacer que el pinta labios no manche?

Guardemos un minuto de silencio por todos esos días en los que salimos de casa con el pinta labios en su punto y volvemos con el color corrido o, directamente, descolorido.

Mantener el labial en su punto toda la noche no es tan difícil como parece. A continuación te enseñamos un ‘modus operandi’ que puede venirte muy bien.

Exfoliación

Exfoliarte los labios antes de pintarlos es una buena forma de conseguir que el color quede uniforme. Eliminando las pieles muertas impedimos que se caigan mientras el labial está puesto y, por tanto, evitamos un resultado a manchas.

Base maquillaje

La base de maquillaje es otra opción para fijar el labial. Si la aplicamos de manera homogénea antes de pintarnos los labios, conseguiremos que éste se adhiera mejor al labio, permitiendo una mayor duración del color.

Polvos translucidos

De la misma forma que fija la base de maquillaje, también actúa con el labial permitiendo que permanezca permanente sin alterar el color.

Tras aplicarte la barra de labios, aprieta contra los labios un pañuelo tisú para retirar el exceso de producto. Después, aplica sobre ellos una pequeña cantidad de polvos translucidos con la ayuda de una brocha.

Puedes aplicar de nuevo un poco de producto encima de los polvos si crees que el color ha perdido intensidad, pero recuerda que siempre es mejor poner poca cantidad.

Te recomendamos nuestros polvos translucidos, que igual que con el labial, fija la base y consigue un resultado sin brillos ni imperfecciones.

Por último, el delineador de labios.

Aun a riesgo de resecar un poco los labios, pintarlos con delineador antes de aplicar el labial, es una buena opción. El delineador no solo impide que éste se corra, sino que, además, si con las horas pierde color, el delineador se mantendrá en tus labios, permaneciendo así el color en ellos.

Conviene que tengas los labios bien secos antes de aplicarte el pinta labios. De esta manera, será más fácil que el color se adhiera al labio.

¡OJO! Pequeño consejo:

¿Cuántas veces te has encontrado comiendo y al limpiarte la boca, te has llevado todo el pinta labios por delante? Pues bien, lo adecuado es limpiarse la boca a base de pequeños toques con la servilleta. De esta manera le quitamos intensidad al color (es inevitable), pero ni lo corremos, ni lo eliminamos.

¿Existen los milagros?

No, los milagros no existen, pero… ¡Un tinte de labios puede parecerlo cuando necesitamos mantener intacto el color en nuestros labios durante toda la noche!

Otra opción es utilizar un pintalabios permanente. ¡Tú eliges!

Aunque estas dos opciones pueden salvarte en ocasiones puntuales, es posible que utilizarlo de diario pueda terminar resecando tus labios.

Y como siempre, ¡esperamos que te haya servido de ayuda! Si pones en práctica estos #EtniaTips, súbelo y etiquétanos en redes sociales.